Diez razones para usar un GPS de montaña

Diez razones para usar un GPS de montaña

Hoy en día es fácil aventurarse por nuevos caminos sin necesidad de estudiar un mapa, ir con alguien que conozca la zona o seguir señales que no siempre están lo suficientemente bien mantenidas. Wikiloc, OruxMaps y muchas otras aplicaciones para móviles inteligentes permiten seguir itinerarios que alguien ya ha realizado previamente o consultar nuestra ubicación en un mapa topográfico de la zona. Sin embargo, quienes acostumbran a explorar nuevos lugares encontrarán en un dispositivo GPS de montaña una gran ayuda y estarán más seguros.

1. Permite hacer una ruta que alguien ha hecho previamente.

Además de poder ver nuestra posición en un mapa podemos almacenar tracks, que es el nombre que reciben las rutas que alguien ha seguido y compartido posteriormente en Internet para que otras personas puedan hacerlas; existen infinidad de rutas en sitios web como Wikiloc. También podemos almacenar puntos de interés, llamados waypoints, por ejemplo, para llevar todas las cimas de una provincia o los lugares de interés que podremos encontrar en una ruta.

2. Es muy preciso.

Además de conectarse a los satélites estadounidenses (el sistema GPS propiamente dicho) muchos también se conectan a otros sistemas como el ruso Glonass o el más moderno sistema europeo Galileo, lo que le permite conectarse a más satélites y por lo tanto ser más exacto o, sencillamente, encontrar la posición en una situación de poca cobertura (mal tiempo, niebla, bosque cerrado…): a mayor disponibilidad de satélites a los que conectarse, mayor posibilidad de encontrar la ubicación.

3. No se estropea con la lluvia.

En caso de lluvia o tormenta no tendremos que elegir entre consultar el camino o proteger nuestro dispositivo, ya que son resistentes al agua. Además, algunos dispositivos se manejan con un joystick en lugar de tener pantalla táctil para hacerlos más robustos y permitir su uso incluso con guantes.

4. Se puede llevar a mano.

Los GPS de montaña tienen la posibilidad de ser colgados de la mochila de manera que siempre sea cómodo consultar la ruta. Además, su pantalla es fácilmente legible con la luz del sol, y suelen ser más robustos que los móviles para resistir los golpes o caídas que pueda sufrir.

5. Tiene funciones específicas para la montaña.

Saber cuánto tiempo falta para que anochezca en el punto exacto del planeta en el que nos encontramos, por ejemplo, puede proporcionar una información muy valiosa para ser conscientes del tiempo que queda y no vernos en un apuro en caso de que, por muy soleado que parezca el día, el sol puede ponerse antes de lo previsto. Consultar la hora exacta de amanecer también nos permitirá organizar la marcha del día siguiente o levantarnos a tiempo de disfrutar de amaneceres increíbles. Algunos dispositivos permiten configurar alertas que nos avisen en caso de desviarnos del camino. También podremos ver el perfil de la ruta en la pantalla del dispositivo para conocer el esfuerzo que nos queda y consultar muchos otros datos de la ruta. Y, por supuesto, todos los mapas funcionan sin conexión a Internet.

6. Graba nuestro recorrido.

No más lamentarse por no haber grabado la ruta: con llevarlo encendido la mayoría de dispositivos graban la ruta de forma automática sin acabar con su batería. Además de poder compartirla posteriormente, en caso de que nos perdamos porque estábamos explorando sin ninguna ruta planificada o porque nos ha pillado la niebla y sea imposible avanzar, el GPS habrá ido grabando el recorrido que hemos hecho y siempre será posible volver sobre nuestros pasos.

7. Permite compartir la ruta realizada.

El nivel de precisión será muy alto y la ruta se puede compartir con otras personas o publicarlo en Internet en sitios web como Wikiloc para que puedan ser disfrutados por otras personas.

8. Nos da las coordenadas de nuestra posición.

Aunque en un móvil también se pueden consultar las coordenadas con algunos trucos o aplicaciones específicas, en caso de tener que llamar a los servicios de emergencia por cualquier motivo será muy fácil consultar e informar de las coordenadas exactas de nuestra posición. Los dispositivos de gama más alta incorporan funciones de seguridad como el aviso por SMS o incluso por satélite en caso de emergencia.

9. Funciona a pilas.

Aunque pueda parecer una desventaja lo cierto es que evita la dependencia de enchufes para recargar la batería. Basta con llevar siempre unas pilas de recambio (o unas cuentas para marchas de varios días). Usar pilas recargables además reducirá el impacto medioambiental. Probablemente el mayor obstáculo al uso de un móvil como GPS de montaña sea precisamente el alto consumo de batería que ocasiona llevar el GPS activado o estar mirando constantemente la pantalla. Algunos dispositivos admiten tanto una batería extraíble como un adaptador para pilas.

10. Si se estropea, aún nos queda el móvil.

Puede parecer una posibilidad remota pero que llegar bien a nuestro destino dependa de un dispositivo electrónico no es demasiado seguro: todos los aparatos fallan con el tiempo, y quedarnos sin ubicación y sin posibilidad de comunicarnos en el peor momento nos pondrá en un apuro. En cambio, teniendo un dispositivo específico para seguir la ruta siempre tendremos el móvil disponible para cualquier llamada que podamos necesitar o, llegado el caso, usarlo para consultar nuestra ubicación a modo de respaldo si nuestro dispositivo fallara.

Los dispositivos GPS están especialmente diseñados para la orientación en entornos de montaña.

Aunque los móviles perfectamente pueden usarse como GPS de montaña instalando algunas de las muchas aplicaciones existentes no responderán bien en caso de lluvia, malas condiciones atmosféricas o del terreno para obtener la posición y la batería no nos permitirá hacer un uso continuado o marchas de varios días. Los GPS especialmente diseñados para la montaña suponen un desembolso a considerar, pero son más robustos que los móviles y son una solución muy interesante para quienes habitualmente disfrutan de la montaña o quieran hacer rutas de varios días por terrenos desconocidos.

Imagen de cabecera por Jamie Street en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *